Las enigmáticas pinturas rupestres mayas en Yucatán

Definitivamente la cultura maya es una de las más enigmáticas en la historia; y después de tanto tiempo, aún nos sigue sorprendiendo con nuevos descubrimientos, pues recientemente el arqueólogo Sergio Grosjean y su equipo encontraron una serie de pinturas rupestres de esta civilización, dentro de una cueva en la selva de la Península de Yucatán.

Pese a que se sabe que la cueva se encuentra en la selva yucateca, La ubicación exacta sigue siendo un gran misterio para proteger dicho patrimonio, en tanto sea registrado y custodiado debidamente por las autoridades y normativas correspondientes.

Para entrar a esta cueva se tiene que hacer un descenso en rapel, después adentrarse unos metros más y poder llegar hasta donde se encuentran las pictografías; para poder crearlas, los nativos utilizaron diferentes tipos de pigmentos como el k’ankab (tipo de piedra rojiza) y la calcita, ambos pueden encontrarse y extraerse de esta cueva.

Y aunque la Península de Yucatán cuenta con más de 3 mil formaciones geológicas (incluidas cuevas y cenotes), muchos de ellos siguen siendo un misterio para los arqueólogos y exploradores. De hecho, se estima que hasta la actualidad, solamente una tercera parte ha sido explorada. Comentaba el arqueólogo Sergio Grosjean, autor de este descubrimiento, “Esto es muy atípico, nunca nos habíamos encontrado con tanta diversidad de figuras como en esta”. Ya que entre las pinturas encontradas se encuentran dibujos de personas, aves, manos y figuras geométricas.

Posteriormente, Grosjean declaró que “Podemos observar que hay un personaje con escudo, que aparentemente tiene una macana (porra), y un penacho delante de otro, aparentemente un tipo de espada”.

Más adelante tenemos un ave, de este tipo nunca habíamos encontrado. De hecho me comuniqué con unos amigos que son exploradores y ellos tampoco han encontrado algo similar; es algo atípico, eso es lo interesante del caso”, continuó explicando.

Aún se sabe poco sobre los dibujos y el equipo de arqueólogos todavía no tiene muy claro su significado; no obstante, investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) los analizarán para tratar de entenderlos y determinar su antigüedad.

Otro punto que dejó intrigados a los investigadores, fueron los animales que se ven en las pinturas, pues al igual que en otros hallazgos, parece haber especies desconocidas o que están extintas desde hace algún tiempo. Por lo que saber más sobre ellas, será un un reto interesante; además, los exploradores esperan que esto les ayude a conocer un poco más sobre las costumbres de los mayas.

Aunque este lugar no se encuentre abierto al público existen otros sitios dentro de la Riviera Maya que sí puedes visitar, como los vestigios arqueológicos de Ek Balam, un sitio enclavado en la selva con un juego de pelota, el Templo del Jaguar, el Templo del Corazón y deliciosos tesoros por descubrir en este enigmático sitio. El máximo desarrollo que se vivió en este lugar (el cual se encuentra a escasos 60 kilómetros de los vestigios arqueológicos de Chichen Itzá) data del año 600 al 850 d. C. y alberga grandes tesoros dentro de sus paredes.

Los vestigios arqueológicos están compuestos por varios templos, dos palacios que se encuentran uno frente al otro y una pirámide principal al centro de la ciudad. Dentro podrás disfrutar de vistas espectaculares, edificaciones inmensas, pinturas, esculturas y grabados. Incluso se pueden llegar a ver los vestigios arqueológicos de Cobá desde lo alto de la pirámide principal.

Sin duda, Ek Balam te encantará. Además, por su ubicación, puedes tener la oportunidad de visitar otros sitios arqueológicos cercanos como Chichen Itzá que se encuentra a 60 km o  Cobá a tan sólo 48 km.

De igual manera, te recordamos que Ciudad Mayakoba se encuentra dentro de la Riviera Maya, lo que te permite visitar muchos otros lugares interesantes como estos y conocer más sobre la cultura maya a través de sus diferentes zonas arqueológicas o disfrutar la mezcla cultural que existe en ciudades como Playa del Carmen.